Médico chileno mejora aplicación japonesa para auxiliar urgencias médicas

Alvaro Riquelme  colaborador en el área de infotecnologías del Departamento de Educación Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción

y hoy estudiante de postgrado de la Universidad de Chile  es reconocido en estos momentos a nivel internacional por las innovaciones que aplica para mejorar los servicios de salud a través de la informática médica, a continuación la noticia desde El diario financiero:

"La plataforma, creada por la empresa Allm, llegará en los próximos meses a nuestro país como parte de un proyecto piloto impulsado por el gobierno nipón.

La aplicación médica "JOIN", desarrollada por la empresa japonesa Allm, es una herramienta tecnológica utilizada en salas de emergencias de todo el mundo para gestionar la atención de pacientes que han sufrido infartos agudos al miocardio y accidentes cerebro vasculares (ACV). La plataforma opera como una suerte de "red social" que permite a médicos y otros especialistas clínicos comunicarse y compartir datos para tomar decisiones en las horas críticas, posteriores al evento.

El Dr. Álvaro Riquelme, alumno del magíster en Informática Médica de la Universidad de Chile y especialista del servicio de Urgencia de la comuna de San Miguel, realizó este año una pasantía de seis semanas en la compañía nipona, tras lo cual propuso modificaciones a la herramienta, que están siendo desarrolladas por ingenieros informáticos de la compañía nipona.

La experiencia del Dr. Riquelme atendiendo a cientos de pacientes en un servicio de urgencia de la Región Metropolitana, ha ayudado a la empresa japonesa a incorporar nuevas funcionalidades a la plataforma, con la elaboración de un prototipo que fue testeado por especialistas clínicos de aquel país, obteniendo una buena evaluación en usabilidad. Esto permitió que el prototipo esté en diseño para ser lanzado al mercado.

"El equipo de desarrollo se dio cuenta de que mi propuesta respondía muchas de las preguntas que habían hecho médicos de todo el mundo y que ellos no sabían cómo contestar. Las mejoras van en la línea de mantener la agilidad de la aplicación, pero con mayor data. El aporte que les di desde el mundo clínico, para luego entrar a producir cambios de forma informática, hizo la diferencia en ellos. La experiencia acumulada en un servicio de urgencia en Chile fue importante para hacer esta propuesta", explica el Dr. Riquelme.

"JOIN" se encuentra aprobada como una aplicación "Clase I" para uso en recintos hospitalarios por la FDA de Estados Unidos, la agencia gubernamental de ese país responsable de la regulación de alimentos, medicamentos y aparatos médicos, entre otros. Además, gracias a su protocolo de intercambio de datos encriptados, que resguardan la privacidad y seguridad de los pacientes, posee una certificación ISMS, protocolo internacional para el manejo seguro de datos.

Disponible en App Store y Market Place para dispositivos Apple y Android, respectivamente, la aplicación llegará a Chile en los próximos meses gracias a un proyecto piloto financiado por el gobierno de Japón, y que permitirá que la empresa pueda conectar los sistemas informáticos de los servicios de urgencia de clínicas y hospitales interesados en operar con la plataforma.

Este proyecto es apoyado por el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (CENS), para el cual "es muy relevante acompañar proyectos de innovación tecnológica como éstos, y guiarlos para que su implementación en el sistema de salud chileno esté de acuerdo a las mejores prácticas y siguiendo los estándares más exigentes de calidad. Queremos que el Hospital Digital que está construyendo el Ministerio de Salud cuente con las mejores herramientas digitales para realizar una mejor atención de salud", destacó el gerente general de la institución, Camilo Erazo.

WhatsApp para ACV e infartos

Según la compañía Allm, JOIN facilita la entrega de información en forma rápida para los equipos de salas de emergencia "al toque de una pantalla". Se trata de una aplicación de comunicación diseñada para médicos y otros profesionales del área de la salud que, al permitir las conexiones con archivos de imágenes y sistemas de comunicación, permite compartir información médica clínica a fin de lograr mejores y más precisos diagnósticos, y un mejor cuidado de pacientes.

Utilizando dispositivos móviles, la información se puede compartir en distintos formatos: conversaciones uno a uno, grupos de chat, envío de imágenes, lectura de información, video conferencia y etiquetas clínicas. Dispone de una funcionalidad con la que comienza a almacenar datos desde el traslado en ambulancia hasta el arribo del paciente al recinto médico.

La aplicación funciona dentro del hospital, donde facilita consultas entre especialistas; y también fuera, requiriendo asistencia de profesionales del propio recinto o facilitando la interacción con otros hospitales en casos de emergencia, incluso propiciando un adecuado traslado de los pacientes. Todo esto, con estándares para resguardar la seguridad de la información y la privacidad de las prestaciones.

El prototipo diseñado por el facultativo nacional fue testeado con mecanismos cualitativos y cuantitativos estandarizados, manteniendo entre los especialistas clínicos japoneses una buena respuesta en la facilidad de uso, pese a la incorporación de nuevas funcionalidades que hacen de la plataforma una herramienta de mayor complejidad. El Dr. Riquelme, quien se desempeñó en el núcleo de innovación de desarrollo en su pasantía, cuenta que su trabajo consistió en evaluar y proponer mejoras para la herramienta de mayor penetración en el mercado para la firma asiática.

"El resultado fue una maqueta con ocho nuevas funcionalidades, que permitió que iniciaran un nuevo desarrollo para la aplicación. Lo positivo de la experiencia es que la nueva interfaz mantuvo una buena usabilidad promedio. En Japón están construyendo la nueva aplicación con estas recomendaciones", comenta.

De la urgencia chilena a Japón

De las ocho nuevas funcionalidades de la aplicación, Riquelme considera que la contribución más relevante es la que permite pasar de una herramienta de mensajería a la elaboración de una pequeña ficha clínica. De esta forma, cada episodio queda registrado para luego ser exportado a una ficha clínica que ordene los actos médicos y que permita, con la data acumulada, hacer un seguimiento posterior e intervenciones más precisas entre los equipos de emergencia.

"En el formato actual, para los médicos era muy complejo hacer el seguimiento, principalmente porque en un turno pueden ocurrir varios eventos como infarto o ACV y las acciones van a estar mezcladas, lo que obliga a hacer un seguimiento manual o revisarlo como administrador desde un computador, pero esto le quita movilidad a su uso. La idea es permitir a los médicos que están haciendo seguimiento de un caso no hacer doble tarea, porque si necesito la asesoría de un especialista no requiero que él revise todo el chat, sino que basta con revisar el resumen. Se gana tiempo sin hacer más complejo el uso", explica el especialista.

El médico nacional ejemplifica esta agilidad con la de un grupo de WhatsApp, en el que en vez de revisar todos los mensajes de un chat, la información será organizada por caso, con las acciones clínicas incorporadas en ese contexto. Esto, pues casos como infartos y ACV son considerados como patologías de "tiempo dependientes" debido a la relación entre una reacción inicial oportuna y las secuelas eventuales que podrían quedar a futuro.

Para el alumno de postgrado de la Universidad de Chile, este tipo de herramientas podría ayudar a descongestionar los servicios de urgencia, principalmente en países como el nuestro, donde la dificultad de acceso a especialistas tiende a saturar los centros asistenciales.

"Si en el mediano plazo, las horas de espera pueden bajar de seis a cuatro, para mí será un indicador válido. El apoyo de estas herramientas para filtrar y agilizar, nos ayudaría ser más resolutivos en ese desafío", concluye".

 

 

Síguenos

Universidad de Concepción

Obra de la comunidad penquista, una de las de mayor tradición y prestigio de su país, considerada compleja por su extensión investigativa en las diversas áreas del conocimiento. Fundada el 14 de mayo de 1919, es la tercera universidad más antigua de Chile, y una de las veinticinco universidades pertenecientes al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas.

Más información